Virgen de Guadalupe (Pintura)

Virgen de Guadalupe, Virgen María, Morenita del Tepeyac, Las CharcasAcerca de la pintura

Presidiendo el Altar Mayor se puede observar una bella pintura de Nuestra Señora de Guadalupe, fiel copia del ayate venerado en el Santuario ubicado en México, D.F.

Dicha pintura, resguardada detrás de cristal, está a la veneración de todos los fieles que se acercan a apreciar esta bella obra de arte. Con finos trazos y cuidado hasta el más pequeño detalle, la pintura muestra a la Virgen María vestida con manto de color verde, con estrellas y tunicela morada, en actitud orante. Debajo de sus pies se puede observar una luna de color oscuro y un querubin que la carga.

El lienzo que se venera en la Capilla de Guadalupe es una pintura antigua que se ha preservado hasta nuestros días.

Virgen de Guadalupe, Virgen María, Morenita del Tepeyac, Las CharcasOración a Nuestra Señora de Guadalupe

¡Oh Virgen Inmaculada, Madre del verdadero Dios y Madre de la Iglesia! Tú, que desde este lugar manifiestas tu clemencia y tu compasión a todos los que solicitan tu amparo; escucha la oración que con filial confianza te dirigimos y preséntala ante tu Hijo Jesús, único redentor nuestro.

Madre de misericordia, Maestra del sacrificio escondido y silencioso, a ti, que sales al encuentro de nosotros, los pecadores, te consagramos en este día todos nuestro ser y todo nuestro amor. Te consagramos también nuestra vida, nuestros trabajos, nuestras alegrías, nuestras enfermedades y nuestros dolores.

Da la paz, la justicia y la prosperidad a nuestros pueblos; ya que todo lo que tenemos y somos lo ponemos bajo tu cuidado, Señora y madre nuestra.

Queremos ser totalmente tuyos y recorrer contigo el camino de una plena fidelidad a Jesucristo en su Iglesia: no nos sueltes de tu mano amorosa.

Virgen de Guadalupe, Madre de las Américas, te pedimos por todos los obispos, para que conduzcan a los fieles por senderos de intensa vida cristiana, de amor y de humilde servicio a Dios y a las almas.

Contempla esta inmensa mies, e intercede para que el Señor infunda hambre de santidad en todo el Pueblo de Dios, y otorga abundantes vocaciones de sacerdotes y religiosos, fuertes en la fe, y celosos dispensadores de los misterios de Dios.

Fotografías