06 de agosto: Transfiguración del Señor

Parroquia Espíritu Santo, Las Charcas, Santoral, Santo del Día, Salesiano, Santidad SalesianaLa Transfiguración del Señor

Es ésta una escena gloriosa para Jesús en el Evangelio. Faltaba poco para la Pasión y Muerte del Señor. Y para que los apóstoles no se desanimaran ante lo que se le venía encima al Maestro, quiso darles un respiro, una especie de grito de ánimo en su fe.

En el Evangelio no pone dónde sucedió, sólo dice que era en un monte muy especial, no muy alto, pero como se alza solo en una llanura, lo hace especialmente alto respecto a sus alrededores.

Pues bien, allá arriba se llevó Jesús a San Pedro, Santiago y San Juan y se transfiguró delante de ellos. Su cara resplandecía como el sol y sus vestidos se volvieron blancos como la nieve. Al mismo tiempo aparecieron a su lado Moisés y Elías hablando con Él. Una voz se oyó que decía: <<Éste es mi Hijo muy amado, escuchadle>>. San Pedro, como los otros dos apóstoles, estaba asustado y se le ocurrió una idea que a él le pareció muy buena porque se lo dijo enseguida a Jesús: <<Maestro, qué bien estamos aquí. Si quieres haremos tres tiendas, una para ti, otra para Moisés y otra para Elías>>. Jesús no le contestó y ellos estaban arrodillados, con la cabeza baja. Entonces los cubrió una nube.

Cuando alzaron las cabezas, todo había desaparecido, y Jesús estaba allí con ellos, como siempre. Y les dijo que no contasen a nadie lo que habían visto hasta la Resurrección. Y así lo hicieron los tres y no pudieron alegrar a los demás con esta visión.

La Transfiguración de Jesús, cuando lo explican los que entienden mucho, quiere decir dos cosas. Una, la de impedir que los apóstoles se desanimen cuando vean sufrir a Jesús y morir en la Cruz. Otra, la de hacer ver que, de verdad, Jesús era el Hijo de Dios, el Salvador que tenía que venir al mundo. Por eso hablaban con Él Moisés y Elías, dos grandes personajes del Antiguo Testamento, la parte primera de la Biblia. Todo el Antiguo Testamento se resume en la Ley y los Profetas. Moisés representa la Ley, y Elías representa a los Profetas.

A nosotros también nos sirve para ver que Jesús, en quien creemos, es nuestro Maestro y Guía para llegar al cielo. Todo lo que Él hizo y dijo es verdad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: