Madre, siempre Madre

Parroquia Espíritu Santo, Las Charcas, Salesiano, María Auxiliadora, Virgen Auxiliadora, Virgen de Don BoscoMadre de los pecadores,
de los pobres y olvidados.

Madre que compartes penas
con tanto padre angustiado
por la vida de sus hijos
que caminan descarriados.

Madre de los que se pierden,
se mofan y te blasfeman,
de los que hicieron un día
muy generosas promesas,
y el virus del bienestar
acabó pronto con ellas.

Madre de los que contigo
fueron por sendas estrechas,
entre ilusiones y cantos,
repartiendo luz y fuerza…

Luego dijeron “adiós”,
y se cambiaron de acera,
o, sin decirlo, se fueron,
nadie sabe por qué puerta.

Tú los buscas sin descanso,
que su nombre está en tu agenda,
en tu diario de recuerdos,
de esperanzas aún despiertas.

Los cariños de una madre
no tienen muros ni puertas,
son cariños que no mueren
¡aunque la madre esté muerta!

Una madre nunca olvida,
está con la antena puesta,
la antena del corazón,
que nunca se desconecta.

Sus hijos, aunque estén lejos,
estarán siempre muy cerca,
y aunque corran mucho y huyan,
la madre gana la apuesta.

Si supieran qué es amor,
amor de madre y de cielo;
si gozaran del sabor
de un beso tras el regreso,
de un beso tras el perdón…

La madre, que es intuitiva,
sabe que nunca se pierde
un corazón que es querido,
o un corazón que nos quiere.

Una herida siempre cura
con el bálsamo de amor,
y el aceite de ternura.

María es la medicina,
ungüento de salvación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: