Loas a María Auxiliadora I

Parroquia Espíritu Santo, Las Charcas, Salesiano, María Auxiliadora, Virgen Auxiliadora, Virgen de Don BoscoMaría Auxiliadora
mi alma rememora
recuerdos de otros tiempos,
cuando a los gritos el viento
repetía tu nombre
y anunciaba tu presencia.

Como la aurora maravillosa
rosada y glamorosa
que brilla y resplandece
en cada amenecer,
trayendo la luz que crece
llamando al renacer.

Así llegaste tú, traída por misioneros
con rastros en los senderos,
cargando de plenitud
iluminando mares y tierras
abajo en Santa Cruz.

Un barco fue tu morada,
palabra de gratitud
envuelta en rayos de luz
quedaste atenta y radiante
en nuevo hogar y lugar
de las almas que buscaste.

Hoy sos el faro que guía
a seres errantes que van
buscando una ruta segura,
una casa que alcanzar,
y pierden sentido a la vida
se pierden en el andar.

Son hombres que surcan la tierra,
que dejan su marca al pasar,
con alma que busca y encierra
a un cuerpo en cada lugar;
tú eres el aura que auxilia
a esas almas allí donde están.

El mar y el desierto se juntan,
te alaban y honran tu nombre;
en playas paredes de piedra,
se escuchan canciones y loas;
en montañas y valles retumban
los ecos y cantos de amor.

María Auxiliadora,
la tierra se conmueve,
el mar se detiene
al paso y al encanto
de tu imagen y tu mano
que cubren y protegen.

Celeste azul del cielo
tu manto como un velo,
tu túnica rosada
aurora de los tiempos,
presencia bien amada
que calmas a los vientos.

María Auxiliadora,
que fuiste coronada
por dulces querubines,
y hoy reinas en la tierra,
reinado del amor
que atiende al corazón.

Abogas y defiendes
a pobres e indefensos,
que buscan en tu amor,
la paz que da el perdón,
por eso intercedes
y alegas redención.

Consuelas y levantas
de angustias y tristezas
las almas invadidas
de fuerzas y presión,
que buscan alejarlas
de tu liberación.

Auxilias y proteges
las almas afligidas,
que frágiles y débiles
cayeron sin saber
que hay alguien que las cuide
y no las deja caer.

La madre está atenta
se debe obedecer,
seguir a su presencia
tomados de la mano
y guiando nuestros pasos
a nuestro rey.

La Reina y la señora
de toda la creación
domina tierra y mares
y a todos con su luz
domina y protege
a todo Santa Cruz.

María Auxiliadora,
mi alma rememora
recuerdos y presencias,
pasado y presente,
el gozo de la gente,
el triunfo del amor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: