Oración a la Virgen Auxiliadora

María Auxiliadora, Virgen Auxiliadora, Oración, Parroquia Espíritu Santo, Las Charcas, SalesianoHe llegado ante tus plantas abrumado por mis problemas y lo que primero he topado con una mirada limpia, pura y serena que me han infundido confianza. Con mi mirada fija en la tuya, he ido desgranando Ave Marías y te he contemplado pidiendo posada; recibiendo un no por repuesta, a punto de darle la luz al mundo, mientras que este sigue su curso ajeno a todo lo que acontece gracias a un simple “sí” que diste a Dios porque te fiaste de Él.

He aquí la esclava del Señor, hágase en mi según tu Palabra. Enséñame a ponerme como tú en disposición a Dios; enséñame a reconocerme como su esclavo.

Te contemplé a solas con José, huyendo de Herodes con el Niño, luego preocupada pues sabiendo la prenda que Dios te confiaba se había perdido y después de tres días, al fin le hayaste entre sabios doctores, ocupándose de las cosas de su Padre.

Fiarse de Dios no nos exhime del sufrimiento, me recuerdas con una dulce sonrisa en los labios pero tienes la certeza que todo se arregla porque le dejas a Él manejar. Aún a los pies de una Cruz y ante un Cuerpo colgando del madero, sigues esperando y confiando en Dios, sabes que todo no termina ahí y que sólo acaba de empezar; tu Hijo te hace su último encargo ” Madre ahí tienes a tu Hijo”, y te dió a la Humanidad, la misma que lo habían condenado injustamente, enseñándote a ti y a nosotros a perdonar, y tú te volviste a fíar y esperando contra toda esperanza te pusiste con aquellos a esperar inspirando la fe y la oración contra todo temor.

El miedo y el temor ha disminuido en mi interior y se ha avivado la fe en mi alma: la hija de Dios no defrauda y aunque exige de nuestro amor, reconocimiento y confianza jamás, jamás te deja solo con tu problema, siempre responde a esa confianza en Él.

Desgranando Ave Marías, con el Rosario entre mis dedos y repitiendote sin cesar: María Auxilio de los Cristianos, ruega por nosotros, paso a descansar en ti; en tu amor de Madre he encontrado el consuelo que buscaba y me entrego al sueño y al descanso para reponer las fuerzas pérdidas.

Escrita por: Mercedes Millán

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: