Significado de la palabra “Amén”

Apologética, Parroquia Espíritu Santo, Las Charcas, SalesianoCiudad de Guatemala, Guatemala
Texto: Parroquia Espíritu Santo
Fotos: Parroquia Espíritu Santo

¡Amén!….amén…

son tantas las veces que decimos esta palabra: durante la Misa, cuando rezamos el Rosario, o incluso al finalizar una oración personal pero alguna vez nos hemos preguntado, ¿qué es lo que queremos decir con “Amén”?

Esta palabra la podemos encontrar en el primer libro de Crónicas:

“Alaben al Señor porque es bueno. Porque es eterna su misericordia. Digan: Sálvanos, Señor, Dios nuestro, y júntanos de entre las naciones, a fin de celebrar tu nombre santo y tener nuestra gloria en alabarte. Bendito sea el Señor, Dios de Israel, desde siempre hasta siempre: Que todo el pueblo diga: Amén. Aleluya. Todo el pueblo contestó «Amén» y alabó a Yavé.” (1Cron 16, 34-36)

Amén es una palabra que proviene de la lengua aramea, si tenemos buena memoria, sabremos que es la lengua que habló Jesús en su paso por la tierra.

Ahora sabemos de donde viene la palabra pero, ¿sabemos qué significa?

Significa la firmeza, la solidez, la fuerza, estabilidad, duración, credibilidad, fidelidad, la seguridad total; si la traducimos a nuestro idioma, estamos diciendo: ASÍ SEA.

Apologética, Parroquia Espíritu Santo, Las Charcas, SalesianoEn el pasado, decir AMÉN, no era tomado a la ligera; en aquel entonces era un compromiso, era un JURAMENTO que se hacía, y recordemos que en aquel entonces, todo era de manera verbal, no habían contratos escritos como ahora, es decir, tenía una validez indescriptible.

Ahora bien, el que nosotros digamos AMÉN al finalizar cada oración es una manera de pedirle a Dios que, lo que acabamos de recitar en la oración se haga realidad en nuestra vida pero, también, estamos adquiriendo un VERDADERO COMPROMISO con nuestro Señor, de decirle siempre SÍ, de que estamos de acuerdo con su voluntad, así esta no sea lo que nosotros esperábamos, mas si lo que necesitamos. Decir AMÉN, es confirmar que le seremos fieles, que estamos dispuestos de corazón a seguirlo en todo momento y en todo lugar.

Ahora que sabes lo que significa AMÉN, dilo con fuerza, con toda confianza y que se escuche en todos lados ese compromiso, ese juramento que le haces a Dios de que lo seguirás hasta el último día de tu vida, de que confías en que Él estará a tu lado cada día y que siempre nos escucha y responde a nuestras súplicas.

Antes de terminar, te recuerdo que para orar no es necesario que estés dentro de una iglesia, puedes también orar en tu casa, en tu vehículo, en tu trabajo, sólo debes hacerlo con la confianza de que Dios nos escucha y, cuando termines, recuerda adquirir ese compromiso con el Señor y dile: AMÉN. Recuerda, también que el decir AMÉN, no quiere decir que despidas a Dios y te olvides de Él el resto del día, al contrario, puedes seguir platicándole y contándole lo que estás haciendo y, sobre todo, dedicarle tu trabajo y tu esfuerzo, y pedirle su ayuda en todo lo que emprendas a lo largo de tu día.

A ti, que has leído este pequeño escrito: “Que Dios te bendiga”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: