Mes con María Auxiliadora – Día 30: “Un modo muy especial de hacer una curación”

María Auxiliadora, Virgen Auxiliadora, Virgen de Don Bosco, Auxiliadora, Mes de María Auxiliadora, Salesiano, Salesianos, Las CharcasMes con María Auxiliadora – Día 30: “Un modo muy especial de hacer una curación”

El 24 de mayo de 1870 le presentan a Don Bosco el joven pintor José Moreno, el cual se había caído de un segundo piso y se había partido una pierna.

Al operarlo le quedó esa pierna más corta que la otra y esto lo hacía sufrir mucho y lo acomplejaba. Don Bosco le dio la bendición de María Auxiliadora y le recomendó que empezara una Novena a la Madre Santísima.

Los médicos le habían dicho que una nueva operación sería dolorosísima y que era casi imposible volver otra vez los huesos al sitio preciso para que la pierna quedara normal. Pero a mitad de la novena, una noche, el enfermo dio un fuerte grito. Se había caído de la cama y se había roto la pierna otra vez. Lo llevaron al médico y al operarlo de nuevo, la pierna le quedó completamente igual a la otra, y muy normal.

Este hecho fue presenciado por San Lorenzo Murialdo, de quien el enfermo era sobrino.

Rezo del Ave María

¡Dios te Salve! María, llena eres de gracia; el Señor está contigo. Bendita tú eres, entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Pistas de Reflexión

Las mayores penas que puedas tener en tu vida, déjalas en manos de María y ella vendrá en tu auxilio. Su amor por cada uno de sus hijos es tan grande que jamás nos deja desamparados.

Florecilla del día escrita por Don Bosco

Jesús Sacramentado te espera en la Iglesia. ¿Por qué no vas a visitarlo más a menudo? Sé apóstol de la Eucaristía.

Oración a María Auxiliadora

Oh María, Virgen Poderosa grande e ilustre defensora de la Iglesia, singular auxilio de los cristianos terrible como un ejército ordenado en batalla, Tú sola has triunfado en todas las herejías del mundo.

Oh Madre, en nuestras angustias, en nuestras luchas, en nuestros apuros, líbranos del enemigo y en la hora de nuestra muerte, llévanos al Paraíso. Amén.

María, Auxiliadora de los Cristianos, ruega por nosotros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: