Mes con María Auxiliadora – Día 25: “Un ejemplo antiguo”

María Auxiliadora, Virgen Auxiliadora, Virgen de Don Bosco, Auxiliadora, Mes de María Auxiliadora, Salesiano, Salesianos, Las CharcasMes con María Auxiliadora – Día 25: “Un ejemplo antiguo”

Una tarde, Don Bosco se encontraba con sus muchachos a quienes les aconseja que, si quieren permanecer en gracia de Dios deben encomendar mucho este favor a la Virgen Auxiliadora. Y les recuerda la muy conocida visión que tuvo un compañero de San Francisco, el cual vio que para subir al cielo habían dos escaleras, una roja y una blanca. Varias veces trataron de subir por la escalera roja pero, al llegar arriba y ver la majestad de Dios, se desvanecían del susto y se venían abajo.

Hasta que una voz los invitó a subir por la escalera blanca. Y al llegar arriba, en vez de la majestad de Dios, lo que vieron fueron las manos maternales de la Virgen María que los ayudaba a subir y acercarse tranquilos ante el trono del Señor.

Como enseñanza de esta visión, Don Bosco recalcó a sus alumnos que la devoción a María es una gran medio para llegar hasta Jesús y el Padre Celestial. Ella es la mediadora ante nuestro Gran Mediador que es Cristo.

Rezo del Ave María

¡Dios te Salve! María, llena eres de gracia; el Señor está contigo. Bendita tú eres, entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Pistas de Reflexión

¿Has escuchado la frase: “nadie llega al Hijo sino es por la Madre”?

¿Acudes a María y le pides que te presente a su Hijo?

Florecilla del día escrita por Don Bosco

¡Si pudieras ver el estado de tu alma! No vayas a acostarte esta noche sin hacer un buen acto de contrición y un propósito de cambiar de vida.

Oración a María Auxiliadora

Oh María, Virgen Poderosa grande e ilustre defensora de la Iglesia, singular auxilio de los cristianos terrible como un ejército ordenado en batalla, Tú sola has triunfado en todas las herejías del mundo.

Oh Madre, en nuestras angustias, en nuestras luchas, en nuestros apuros, líbranos del enemigo y en la hora de nuestra muerte, llévanos al Paraíso. Amén.

María, Auxiliadora de los Cristianos, ruega por nosotros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: