Mes con María Auxiliadora – Día 21: “Unos escobazos y un nuevo amigo”

María Auxiliadora, Virgen Auxiliadora, Virgen de Don Bosco, Auxiliadora, Mes de María Auxiliadora, Salesiano, Salesianos, Las CharcasMes con María Auxiliadora – Día 21: “Unos escobazos y un nuevo amigo”

Se encontraba Don Bosco preparándose para oficiar la Santa Misa cuando oye como el sacristán del templo grita y agarra a escobazos a un niño; Don Bosco muy molesto sale a regañar al sacristán y, a pesar de sus quejas, le pide que vaya y llame a aquel niño.

Al llegar Don Bosco le pregunta si ha ayudado en Misa alguna vez, a lo que el joven responde que no; Don Bosco, con su particular carisma le dice que escuche la Misa y luego le platicará de algo.

Y así ocurrió. Al terminar la Misa, Don Bosco le pregunta a aquel joven si sabe leer, si conoce del catecismo, si vive con sus padres, a lo que él responde a todo que no pero que si le gustaría aprender a leer pero que, por ser más grande que los demás, todos se burlarían de él en la escuela. Sin dudarlo, Don Bosco le propone que él puede enseñarle a leer, el catecismo y, además, le puede dar un poco de comida cada domingo, siempre y cuando se comprometa a asistir cada semana. El niño acepta gustosamente.

Así que Don Bosco reza junto con su nuevo amigo un Avemaría, y se encomienda a la Virgen María; este fue el inicio de su gran obra.

Rezo del Ave María

¡Dios te Salve! María, llena eres de gracia; el Señor está contigo. Bendita tú eres, entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Pistas de Reflexión

De este hecho Don Bosco siempre decía: “Todo inició con un Avemaría”; este es un ejemplo de la poderosísima intercesión de la Virgen, acude a ella siempre.

Florecilla del día escrita por Don Bosco

Ese vicio que tienes te prepara un gran desastre si no lo corriges.

Oración a María Auxiliadora

Oh María, Virgen Poderosa grande e ilustre defensora de la Iglesia, singular auxilio de los cristianos terrible como un ejército ordenado en batalla, Tú sola has triunfado en todas las herejías del mundo.

Oh Madre, en nuestras angustias, en nuestras luchas, en nuestros apuros, líbranos del enemigo y en la hora de nuestra muerte, llévanos al Paraíso. Amén.

María, Auxiliadora de los Cristianos, ruega por nosotros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: