Mes con María Auxiliadora – Día 02: “Una inevitable amputación”

María Auxiliadora, Virgen Auxiliadora, Virgen de Don Bosco, Auxiliadora, Mes de María Auxiliadora, Salesiano, Salesianos, Las CharcasMes con María Auxiliadora – Día 02: “Una inevitable amputación”

Cuenta Teresa Osorio: Siempre crecí escuchando a mi mamá que la Virgen Auxiliadora escuchó sus ruegos en un momento muy difícil para ella y mi papá. Varios años atrás, mi papá se lastimó gravemente el pie con un clavo oxidado; los médicos lo trataron durante mucho tiempo sin obtener resultados favorables hasta que llegó el diagnóstico final: el pie debía ser amputado.

El sacerdote de la parroquia, muy amigo de la familia, le regaló una medalla de María Auxiliadora a mi papá, y le dijo que siempre la llevara con él. Mi mamá muy devota de la Virgen, decidió atársela a mi papá en el tobillo del pie que sería amputado y ese mismo día comenzaron a rezar la novena. Tres veces programaron la cirugía; las primeras dos, mi papá se escapó de la clínica y, en la tercera vez, cuando ya estaba resignado, entró al quirófano en donde, para sorpresa de todos, ya no era necesario amputar el pie; se había sanado.

Mi papá logró seguir caminando sin problema alguno hasta sus 90 años que Dios le regaló de vida.

Rezo del Ave María

¡Dios te Salve! María, llena eres de gracia; el Señor está contigo. Bendita tú eres, entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Pistas de Reflexión

En los momentos donde creemos que no existe salida para nuestros problemas, ¿pedimos a la Virgen que sea ella quien nos auxilie para lograr superar los obstáculos?

Si lees las biografías de los santos, en especial Don Bosco, todos se encomendaron a la Virgen Santísima, para que ella guiara su vida.

Florecilla del día escrita por Don Bosco

Pongamos mucha atención a lo que nos enseñan los sacerdotes.

Oración a María Auxiliadora

Oh María, Virgen Poderosa grande e ilustre defensora de la Iglesia, singular auxilio de los cristianos terrible como un ejército ordenado en batalla, Tú sola has triunfado en todas las herejías del mundo.

Oh Madre, en nuestras angustias, en nuestras luchas, en nuestros apuros, líbranos del enemigo y en la hora de nuestra muerte, llévanos al Paraíso. Amén.

María, Auxiliadora de los Cristianos, ruega por nosotros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: