Los nacimientos: ¿sabías que esta tradición comenzó con una Revelación a un Santo?

Nacimiento, Tradiciones, ReportajeCiudad de Guatemala, Guatemala
Texto: Parroquia Espíritu  Santo
Fotos: Parroquia Espíritu Santo
Fuente: Alberto Salazar

San Francisco de Asís, es una de las figuras más notables de la historia, no sólo eclesiástica, sino mundial: este santo varón que vivió en el siglo XIII se distinguió por tratar de vivir el cristianismo de una manera radical.

Así quiso experimentar el Nacimiento de Jesucristo y para eso acondionó en Navidad, una cueva, tratando de recrear el acontecimiento que partió en dos la historia, así pues, colocó en ella un pesebre, con un buey y una mula, animales que la tradición dice que le dieron calor a Jesús en la primera Noche Buena.

En esa cueva meditó San Francisco sobre el Misterio de la Encarnación y el Señor se reveló a él como un niño que apareció en el pesebre que había preparado.

Así nació en la comunidad franciscana en el siglo XIII la costumbre de preparar el “Belén” o “Nacimiento”, la cual llegó a América donde encontró fecundo campo para arraigar y desarrollarse con características propias.

Nacimiento, Tradiciones, ReportajeEn Guatemala, el Santo Hermano Pedro de San José Betancur, que fue terciario franciscano impulsó esta devoción que gracias a Dios se conserva hasta la fecha.

“Los Nacimientos” se elaboran de diferentes maneras y desde algunos que son realmente obras monumentales de arte hasta los más sencillos, todos se hacen con mucho esmero y cariño.

Es costumbre que la Noche Buena se reúna la familia en torno al nacimiento un poco antes de la media noche y luego de rezar el Santo Rosario (generalmente los Misterios Gozosos), el cual se acompaña con villancicos, haciendo sonar los instrumentos tradicionales de la época en Guatemala: tortugas, pitos y chinchines, se reza la oración de “Parabienes” y el máss pequeño de la casa, acompañado de la persona de mayor edad, dar a besar la imagen del Niño Dios a los miembros de la familia para luego colocarla en el pesebre.

Nacimiento, Tradiciones, ReportajeORACIÓN DE PARABIENES

¡Oh Príncipe Soberano, Dios inmenso e incomprensible!, en nombre de todas las criaturas te doy gracias infinitas por tu venida al mundo para sacarnos del cautiverio de la culpa y librarnos de la tiranía del demonio, estableciendo la paz entre Dios y los hombres,

Te doy mil plácemes y enhorabuenas por el amor con que viniste a abrirnos el camino de nuestra verdadera patria y eternas puertas de la gloria, para gozar de la Divina Esencia.

Seas mil veces alabado, dulcísimo Jesús mío, pues viniste a buscar esta errante oveja, para llevarme a los apriscos de las eternas moradas.

Seas mil veces alabado, ya que viniste para pagar aquella deuda infinita que yo debía, y dejarme libre de esta penosa cárcel del mundo, para poder ir a alabarte con los coro de los Ángeles y Santos. Amén.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: